Lo que Viven las Violetas visto por Carlota Montenegro

El tema eterno del amor recorre como un tifón Lo que Viven las Violetas, pero también, como una suave brisa que acaricia el alma. Violeta, que se autodefine como “duda andante”, inicia un diario y comienza a cambiar su vida, como si escribir causara un efecto mágico provocando que su mundo se derrumbe, a la vez que la conduce a reinterpretar su pasado, reescribiendo su propia historia. El problema surge a partir de su amistad con Julio, un creativo que la enamora, y le hará redescubrir su propia vida pero que pondrá en jaque su matrimonio, sus principios y hasta los cimientos de su fe católica. El diario, escrito con la sencillez de una maestra, engancha de principio a fin, y enfrenta el conflicto de elegir entre dos maneras de amor, el sucedáneo agrio y posesivo “o es para mí o para nadie”, y el que libera y salva. Leemos una historia de amor, pero entre líneas descubrimos el tema de la violencia de género, la mentalidad machista, los celos, el trauma que supone una separación, los efectos en los hijos y que el matrimonio no puede consistir en una esclavitud. En flashbacks, la protagonista rememora las veces que coincidió con Julio en distintos momentos de su vida y ello va a afectar a su futuro. El climax llega cuando los sentimientos desbordados se contraponen: los celos machistas del “o es mía o de nadie”, y del que arriesga la propia vida por la persona amada. Podría calificarse como una comedia romántica, un himno en prosa al buen amor con humor, la mejor novela peor escrita que he leído en años, ya que simula un lenguaje cotidiano, y que por esa misma razón resulta creíble.

Blog Carlota Montenegro

En el día de su 40 cumpleaños, Violeta, comienza a escribir un diario y acepta una oferta para trabajar en una residencia de estudiantes en Madrid, aunque vive en Málaga con su marido, Nacho, y su hija, María. En el tren que la lleva a su trabajo, coincide con Julio Paz, un enigmático publicista, del que se enamora. Poco a poco cree reconocerle como un chico con el que se encontró en varias ocasiones en el pasado. Lucha contra sus sentimientos para no romper su matrimonio, hasta que descubre que Nacho le es infiel.
En el día de su 40 cumpleaños, Violeta, comienza a escribir un diario y acepta una oferta para trabajar en una residencia de estudiantes en Madrid, aunque vive en Málaga con su marido, Nacho, y su hija, María. En el tren que la lleva a su trabajo, coincide con Julio Paz, un enigmático publicista, del que se enamora. Poco a poco cree reconocerle como un chico con el que se encontró en varias ocasiones en el pasado. Lucha contra sus sentimientos para no romper su matrimonio, hasta que descubre que Nacho le es infiel.

woman-570883_1280 (1)

Ver en Amazon

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s