Parafantástica 7. La mirada, el misterio en sus ojos

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

http://parafantastica.com/                                                                         07/20 SEPTIEMBRE 2014

EDITORIAL

EUGENIA CARRIÓN

COLABORADORES

NANCY NASR

CARLOS ENRIQUE SALDIVAR

JAIME LÓPEZ DE AZUAGA

EUGENIA CARRIÓN

PARTÍCIPES

MARÍA BELÉN MONTORO

JOAQUÍN MARTÍN SANTAELLA

MIGUEL GÓMEZ

PARAFANTÁSTICA 7 les propone leer las poesías Esos ojos de Nancy Nasr y la Canción de Felfalas de María Belén Montoro, los microrrelatos Perfección en la mirada de Carlos Enrique Saldivar, El hombre del espejo de Joaquín Martín Santaella y Ojos verdes de Eugenia Carrión; el relato La mirada ávida de sueños de Miguel Gómez; el tercer capítulo de la novela Una aventura sideral, El poder de la mirada, y una entrevista ficticia al Tercer Ojo.

Disfrútenla.

Cerrando los ojos, se apaga el universo, pequeño telón para escenario tan inmenso.”

Xhelazz

“¡En efecto, quien busque el infinito, que cierre los ojos!”

Milan Kundera

No olvides nunca que el primer beso no se da con la boca, sino con los ojos.”

O. K. Bernhardt
“Pienso que todos estamos ciegos. Somos ciegos que pueden ver, pero que no miran”.

José Saramago

En Ensayo sobre la ceguera, el premio Nobel de literatura, José Saramago, realiza una distopía de la sociedad en la que vivimos creando un mundo aquejado de una epidemia de ceguera. Todo resulta normal al comienzo del libro hasta que un conductor grita “Estoy ciego”, y, a través de esa metáfora, pone de manifiesto el egoísmo de la sociedad que parece ciega a los problemas ajenos. Según Saramago, a todos nos cubre la piel del egoísmo, cerramos los ojos ante el mal de los demás y volvemos la mirada a la injusticia; sálvese quien pueda en este barco del mundo, parece decirnos. Cerrar los ojos o volver la cara, no soluciona la realidad, solo la empeora, y la vida será muy hermosa pero a veces dan ganas de vomitarla. Una mujer hace años llegó un viernes al instituto en el que yo era profesora, pidiendo ayuda porque sus hijos, alumnos míos, no tenían nada que comer cuando llegasen a casa, el lunes siguiente la desahuciaban y no sabía adónde acudir. Tranquilicé mi conciencia dándole algo de dinero, no recuerdo la cantidad, y le apunté el teléfono de un asistente social del ayuntamiento. Pero hay que vivir esa situación para que te hiervan las entrañas. Ahora que las tengo en ebullición, aún conservo un atisbo de esperanza en la humanidad, y creo que algún día abriremos bien los ojos para tender la mano al que lo necesita.

Color esperanza, Diego Torres

nancy nasr

En todo momento me pregunto

acerca del color de tu mirada

Cuán bella puede ser en el estío

Si volverá a su azul cuando hace frío

o seguirá siendo gris, casi acerada

Si pueden arder chispas si te miro

o logras congelar mi cuerpo entero

Si puedes con un ojo desnudarme

mientras cierras el otro con un guiño,

o quizás, sea ése algo de niño

que corona cada uno de tus gestos.

Mezcla de gentleman

y adolescente que avanza

con cautela ante su amada

y vierte de sus ojos llamaradas,

que ahorran las palabras y dan besos.

O serán sólo ideas que elucubro,

por esos ojos que alumbran el camino

Puro afán de querer ser su destino.

BLOG VERSOS Y MÁS VERSOS

 

carlos enrique saldivar

Todos coincidían en que lo más precioso de Alondra eran sus ojos. Tenía un modo bastante peculiar de mirar, ella era de estatura baja, por eso, cuando se acercaba a cualquier persona, fuese hombre o mujer, lograba un efecto especial al levantar el rostro con lentitud y observar con fijeza; su visión hipnotizaba a quien tuviera la gracia (la gente coincidía en que se trataba de fortuna) de toparse frente a frente con tan enigmática mujer. Aunque, confieso, he oído ciertas historias que me atemorizan; me han dicho que Alondra cada cierto tiempo elige un amante, no importa el sexo, selecciona a una persona que le gusta mucho para envolverla con la mirada. Hoy he sido el escogido, ella ha tocado a mi puerta, me ha fascinado con su bella visión y me ha hablado, su voz es adorable también, aunque nada se compara con su mirada, me ha propuesto salir esta noche con ella a la playa, a ver las estrellas. He aceptado. Voy con mi mejor traje, bien perfumado, con el corazón saltando dentro de mí, llego en mi automóvil y la veo a unos metros: luce un vestido azul, sus cabellos rojos ondean con el viento tenue. Me abraza, me da un ósculo en la quijada y me lleva de la mano hacia la orilla marina. No deja de escrutarme, sus ojos me encantan, me acerco y se los beso, Alondra no los cierra. Me coge de la cara con suavidad, continúa atisbándome, no me suelta, siento miedo mezclado con placer. Su mirada me cubre y me conduce al interior de su ojo derecho. Ahora estoy preso, como tantos otros, no obstante me encuentro alegre porque puedo visionar infinidad de cosas, el mundo, sus misterios y más. Desde aquí es posible ver los misterios del universo.

BLOG MINÚSCULO AL CUBO

 

TEXTOS PARAFANTASTICOS

LA CANCIÓN DE FELFALAS

Verdes son tus ojos, dulce tu cantar.

Desdichados son tus hijos,

que aún te oyen llorar.

La montaña, los ríos y el ancho mar.

Vasto es tu reino, Madre,

no permitiremos verlo agonizar.

Dame siempre tu mano,

en tu regazo déjame descansar.

No te rindas nunca, Gea,

pues el ciclo debe continuar.

María Belén Montoro

BLOG ESCRITORIO DESORDENADO

Close your eyes

 

EL HOMBRE DEL ESPEJO

Como todas las mañanas se miró en el espejo pero éste no le devolvió la imagen acostumbrada: esos no eran sus ojos, esos no eran sus labios. Con más preocupación que miedo fue bajando la mirada,
viendo con sorpresa cómo la piel que reflejaba el espejo no la sentía como propia.

Se pellizcó, pero la imagen del espejo no se inmutó,
no reflejó su dolor.

Entonces se despertó, pero al contrario que todas las mañanas….
no se miró al espejo.

Joaquín Martín Santaella

Thriller Michael Jackson

OJOS VERDES

Un extraterrestre se comunica conmigo por internet. Él dice que sólo hace falta un pensamiento para llamarlo y no hago más que hacerlo a cada momento. Me envía mensajes que hablan de amistad, de paz y de amor. Un amor imposible él tiene su mundo y yo el mío. Pero me ha dicho que vendrá, que su equipo está investigando un meteorito que se acerca a nuestro planeta. Con la de hombres que hay en la Tierra y me voy a fijar en uno del cielo. Él dice que son parecidos a nosotros, solo que tienen un ojo más en medio de la frente. Y los suyos son verdes. Mi familia dice que me estoy volviendo loca, que deje de conectarme a internet. No saben que cualquier día de estos desaparezco en una nave con rumbo a las estrellas.

Eugenia Carrión

Aquellos ojos verdes, Nat King Col

LA MIRADA ÁVIDA DE SUEÑOS

Ella era bella, muy bella, tenía una extraña belleza que no parecía pertenecer a esta época, a este hemisferio, a estos tiempos donde se toma en cuenta sólo lo superficial de la persona, su apariencia en primer lugar. Su hermosura denotaba de inmediato que más allá de ella se encontraba un lugar también hermoso, como sus ojos, como sus cabellos, un sitio donde estaba conectada desde que llegó a este mundo. Sería por eso que tenía una doble vida, y vestimenta diferente para cada una. Un día, cuando era muy pequeña le dijo a su mamá que cuando llegara la hora de irse a la cama le preparara otra ropa, quería acostarse vestida como si fuese de paseo. La madre la miró asombrada, pero como insistió tanto le dio el gusto pensando que era un pedido por única vez. Pero a la noche siguiente le pidió lo mismo, excepto que la vistiera con ropa diferente. Pasaron los días, los meses y los años, cuando entró en la adolescencia ya se compraba sus vestidos y pantalones, para el día y para la noche, tenía dos placares atiborrados de todo tipo de vestidos y zapatos. A todos les decía que necesitaba distinta vestimenta para dormir, nada de pijamas, pero a nadie le contaba porqué. Terminaron aceptando esa excentricidad, que en realidad a nadie perjudicaba. El día que su familia la vio entrar a la casa con un vestido de novia, se dijeron que había llegado el momento de hablar muy seriamente con ella, al día siguiente lo harían.

Luego de ponerse el blanco vestido de seda, y de tomar el ramo de flores, se acostó en su lecho como lo hacía todas las noches, con

suavidad, y se durmió lentamente. Al otro día, por la mañana, al intentar despertarla no pudieron creer que no podían tocar su cuerpo, las manos atravesaban la figura que yacía en la cama con una sonrisa y el ramo sobre su pecho, era totalmente intangible. Con el correr de las horas su cuerpo se fue diluyendo proporcionalmente a la angustia y al dolor de su familia.

Conservaron sus dos guardarropas como amargo recuerdo, cada tanto su hermana menor tocaba cada prenda tratando de entender qué había sucedido, a pesar de su corta edad. Un día ésta le dijo a su madre que la vistiera con la ropa de dormir que usaba la hermana que se fue, se lo pidió de esta manera: -Mamá, la ropa de Julita ya me entra, siento que la necesito desde ahora para dormir…

Miguel Gómez

ONG AYUDA EN ACCIÓN

UNA AVENTURA SIDERAL

Día 3: EL PODER DE LA MIRADA

12.00:

Los humanos son una raza cariñosa en extremo y nos han dado constantemente muestras del aprecio que les hemos inspirado. Por precaución impedí a Lisa que se expresara y le taponé la boca con un jabón del baño, pero yo traducía su mensaje telepáticamente y nos hemos entendido a la perfección con ellos. Son seres que se ríen por cualquier cosa y Lisa y yo nos hemos sentido sobrevalorados en todo momento pues desconocíamos que tuviéramos la virtud de hacerles reír hasta el punto de que algunos lloraban de risa. Han manifestado muestras de gran interés por conocer los entresijos de nuestra misión en la Tierra y cuando les dije que habíamos venido desde un planeta muy alejado de la Via Láctea se rieron a carcajadas, creo que de pura felicidad y eso que no eran menos de siete los individuos que se encontraban al otro lado de la reja que nos separaba. Les pedí que me abrieran un momento la puerta para salir a tomar el fresco y me contestaron que eso ni pensarlo, que deseaban que nos quedásemos con ellos más tiempo, que les parecía muy divertido y que hacía mucho que no lo pasaban tan bien. Así que en un momento en el que se despistaron con el ordenador, aún sintiendo que les traicionaba por su gran hospitalidad, encendí mi ojos a toda potencia y los enfoqué hacia los barrotes de mi habitación hasta que conseguí fundirlos. Salí de puntillas para no despertar sospechas y tras recoger a Lisa del baño, con toda la tristeza de mi corazón de reptil camuflado, corrí hacia la puerta. Tengo que matizar que a pesar de la gran acogida dispensada, la habitación no era del todo de mi agrado, demasiado oscura, la decoración de un gusto nefasto, y sin muebles, solo contaba con una cama en la que por cierto detecté altos niveles de mugre. A pesar de ello la primera impresión que he recibido de los humanos es de una calurosa acogida y creo que daré luz verde al plan de convivencia pacífica de nuestra civilización en el planeta Tierra. Tengo la certeza de que no tendrá ningún problema en convivir con este pueblo tan acogedor.

12:05

De regreso al hotel Lisa me ha comentado que no estaba del todo de acuerdo conmigo y que creía que debíamos seguir investigando sobre el terreno a los terrícolas antes de dar ningún paso. Así que continuaremos con nuestra misión de implantar una residencia relax para nuestros hermanos de la base Moonlight.

12:10

En el hall del hotel en el que nos alojamos hemos sido recibidos con un aplauso, se ve que ya se ha corrido la voz de quienes somos en realidad, y unos hombres a los que les llaman toreros, que entraban detrás de nosotros, nos han escoltado hasta el ascensor.

12:35

Lisa ha vuelto a su estado normal de hembra reptil apetecible y me ha confesado que le encanta el color de mis ojos cuando los enciendo a la máxima potencia. He decidido que los mantendré así el tiempo que dure nuestra misión. Aunque como no dejo de mirarla temo que pueda ocasionarle alguna quemadura. Tendré que pensarlo mientras la abrazo al estilo humano (con fuertes palmadas en la espalda).

Continuará…

Can’t take my eyes off you, Muse

BREVE ENTREVISTA AL TERCER OJO

Las miradas nos delatan, nos atrapan, nos hablan y a veces casi nos matan. Las miradas nos caracterizan, nos alientan, nos dan la vida. Hay miradas que dicen mucho más que mil palabras y hay otras que no nos dicen nada. Hay miradas sensibles, maternales, apasionadas, enamoradas, tiernas, y frías y calculadas. Una mirada puede llevarnos al cielo o hundirnos en el subsuelo. Las miradas son también fuente de inspiración de obras fantásticas del arte, la música, la literatura, y lo que vemos lo transformamos en un hermoso recuerdo de la memoria o en un papel arrugado en un cajón. Una mirada es el primer medio para comunicarnos, y nos sirve para orientarnos, conocer el mundo y para expresar lo que sentimos. Una mirada conlleva la presencia de unos ojos, uno, dos o más. El entrevistado de hoy es un caballero que vino andando sobre sus pestañas y que afirmó ser el auténtico Tercer Ojo. Aquí está la breve entrevista que le hicimos.

EC: -Encantada de tenerle con nosotros, hay quien daría un ojo de su cara por disfrutar de su presencia… (Tercer Ojo sonríe de medio lado).

TO:-Eso sería desvestir a un santo para vestir a otro, pero no creo que sea para tanto, en todo caso, más vale pájaro en mano que ciento volando… (se ríe)

EC: -Bueno tengo que decirle que me han hablado muy bien de usted y de su modestia, parece que es también algo tímido, ¿cómo se definiría a sí mismo?

TO: Un ser solitario al que le atrae pasar desapercibido, un túnel hacia la luz, o quizás, una salida al universo. Como ve no soy tan humilde…

EC: Hay quien afirma que está escondido. ¿De qué se esconde Tercer Ojo?

TO: Yo no me escondo de nada (se ríe). Le aseguro que quien me busca me encuentra.

EC: -No es usted muy pródigo en palabras…

TO: -Obrar mucho y hablar poco, que lo demás es de loco. Ese es mi lema.

EC: -¿Está usted enamorado? ¿A quién ama usted, Tercer Ojo?

TC: -Yo me enamoro todos los días de la vida, se trata de un acto reflejo, y me gusta divisar realidades que aunque cercanas no se perciben a través de los sentidos físicos. Amo volar, flotar, levitar, visitar lugares lejanos, observar a vista de pájaro, pero sobre todo, amo esa fuerza que es la razón por la que existo, la Vida, con sus luces y sus sombras.

EC: -Algunos no le admiten como un ser Real. ¿Cómo se siente cuando le ignoran?

TO: -Nunca llueve a gusto de todos, ya ve, pero tampoco es una situación tan deseable que todos reclamen tu presencia en todos los actos de su vida, sería difícil de sobrellevar, y muy cansado por otra parte.

EC: -Dijo hace un momento que ama la Vida con sus luces y sombras, ¿qué prefiere oscuridad o luz?

TC: – La luz, especialmente la que emana del interior de cada ser.

EC: – ¿Y puede usted ver esa luz? (Tercer Ojo asiente con la cabeza)

TC: -Y créame que algunos brillan más que el sol.

EC: -¿Desea hacer un último comentario?

TC: – Solo decir que estoy abierto a las mentes de todos, aunque requiere de una técnica y entrenamiento. Y gracias por su entrevista.

EC: – A usted, siempre.

Tercer Ojo se levanta y se va envuelto en un halo de misterio.

Eye of the tiger

Próximo número:

Parafantástica 8. El sentido de los besos

Si quiere participar en la revista Parafantástica 8, con relatos, microcuentos, poesías, imágenes, enlaces de interés acerca del tema El sentido de los besos

contacte con nosotros a través del correo

eucarrin@yahoo.es

Si desea ver la revista on line y curiosidades, vídeos y otros enlaces de interés sobre los temas que hemos tratado en este número entre en nuestra web parafantástica.com haciendo clic en el siguiente enlace:

parafantastica.com

¡Gracias!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s